La Plaza de Comidas del Parque Arauco

13 04 2009

Al trabajar al frente del Parque Arauco se convierte en casi una tradición ir a almorzar a la plaza de comidas cuando no me cocino, así como miles de personas más que llenan este espacio luchando por mesas y colas para lograr almorzar rápidamente. Debo decir que es una de las peores opciones, obviamente que es más sano y rico tener tu comida hecha en casa pero a veces el tiempo no da para poder hacerlo.
Hablemos un poco de la oferta que se despliega en este lugar:

Doggies: Sin duda que fueron furor en los 90 esos completos con salsa de queso o de ajo, pero la verdad que es una de mis opciones menos favoritas. Esos completos plásticos cargados con ingredientes tránfugos y aceitosos me dejan mal. Las empanaditas son de lo más riesgoso. Además un combo puede ser de lo más cerdo: 1 completo + empanadas + papas + bebida + helado… la mezcla es bastante peligrosa y he sufrido las consecuencias en variadas ocaciones por lo que ahora paso por afuera y evito mirar esos carteles que me llenan de asco.

KFC: de las opciones teóricamente sanas, esos pollos apanados te llaman desde lejos. Lo más preferible es pedir esos pollos con papas evitando meterlos en un sandwich, entre lo apanado, el pan y la mayonesa la mezcla es una bomba para el intestino delgado. La otra buena opción son los Twisters, que son fajitas rellenas con pollo y ensaladas, bastante más sano dentro de las bombas de colesterol.

Pizza Hut: en mi niñez, cuando Pizza Hut era un restaurante medio pituquito donde ir a comer pizza eran de mis preferidas. Como olvidar los festines a la romana donde uno podía estar comiendo pizza todo el día puntada tras puntada en la guata. Ahora dejan bastante que desear, o por lo menos en la plaza de comidas. Son unas masas a las que parecen haberle echado los ingredientes de mala gana. La masa aceitosa, el poco queso concentrado en ciertos puntos para dejar casi pura masa vacía en otros, unos tomates medios ácidos y quemados por otro lado, bastante precarias y muy pesadas. La verdad que me mantengo alejado de ese lugar.

Taco Bell: si bien también son unas cochinadas son bastante ricos. Debo decir que lo tengo como una de mis preferencias el pedir algún burrito, además que vienen con papas con carne molida y salsa con queso, casi como una micro chorrillana. Además que con su salsa picante todo se mejora.

Burger King: esta era una de mis favoritas opciones, siempre me han gustado los burger, la carne asada a la parrilla le da un toque re bueno y quedan bastante más livianas. Lamentablemente, fuera de las descaradas alzas de precio cambiaron el proveedor de bebidas y ahora tienen Pepsi, bebida que evito por sentirle sabor a esas Coca-Cola puestas al sol una tarde entera. A veces sacan buenas promociones más a la mano y ahí es cuando entro a jugar. Además que tienen aros de cebolla, que son sin duda uno de los más asquerosamente ricas cochinadas que se venden en una plaza de comida chatarra.

Fritzz: se ven bastante buenos esos sandwich en las fotos, pero la verdad que ese lugar no sirve para nada más que ir a tomar chela al mall. Son bastante insípidos los sandwich, la carne no es muy buena y son bien cagones. No lo recomiendo, al menos que quieran comprar chela, insisto.

McDonnalds: otro que alguna vez me resistía ir a visitar, don Ronald McDonnald era una personaje digno de película de terror. Pero bueno, al perder el miedo al payaso diabólico y al notar que los precios estaban muchos más a la mano comencé a comer ahí. La verdad que se ha convertido en otro de mis frecuentes, sobre todo esas hamburguesas cagonas de $600 o las que estén en oferta a $900.

Telepizza: siempre evito comer estas pizzas, a veces se equivocan y salen ricas, pero en la gran mayoría son un asco. Tuve la brillante idea de comer ahí un día y la verdad que la pizza era vomitiva, muy mala. Además te la pasan mal cortada y no tienen cuchillos plásticos para cortarla. Malo todo, desde la atención hasta sus horrendos alimentos.

Del Dominó ya hablé y el resto de los locales no los conozco y no planeo hacerlo tampoco. Creo que para poder seguir haciendo este blog y evitar quedar como una bola de grasa, mi deber como ciudadano es hacerme almuerzo en la semana para cochinear sólo los fines de semana y poder contar mis experiencias.

Anuncios